Por Carmen Dolores Hernández
Domingo 24 de julio. Cultura, El Nuevo Día.
Vea el artículo desde su fuente accediendo el siguiente enlace:
https://www.elnuevodia.com/entretenimiento/cultura/nota/elinstitutosmithsoniansalvaguardolosmuseosdepuertorico-2430586/

IMG_2462

El huracán María cobró vidas, destruyó hogares y asoló el entorno. También afectó el patrimonio. Los museos sufrieron mucho.

“Noté que, tras el huracán, las obras de arte en papel habían cambiado de aspecto”, dice Marta Mabel Pérez, directora del Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR). “Me preocupé no solo por las nuestras sino por las de otros museos del país. No todos tenían generadores eléctricos”.

Pero el MAPR, afiliado a la Institución Smithsonian, no estaba solo ante la catástrofe. Tras una llamada de teléfono de su exdirectora, la doctora Lourdes Ramos, a esa institución, hubo una movilización para ayudarlo. La presencia en Puerto Rico de dos de sus altos funcionarios y de la administradora del “Heritage Emergency National Task Force” de FEMA reafirma el compromiso de ambas instituciones con nuestra isla.

El Smithsonian al rescate

La ayuda del Smithsonian fue inmediata. “En cuestión de días nos mandaron $110,000”, dice Marta Mabel. “Estamos muy comprometidos con Puerto Rico”, explica el doctor Richard Kurin, embajador general y “Distinguished Scholar” de la institución, quien recientemente visitó la isla con Myriam Springuel, directora del Servicio de Exhibiciones Viajeras y de las instituciones afiliadas (las afiliadas puertorriqueñas son el Museo de Arte de Puerto Rico, el Observatorio de Arecibo y el Museo y Centro de Estudios Humanísticos doctora Josefina Camacho de la Nuez de la Universidad del Turabo).

“Por eso, aunque estábamos al final del año fiscal, mi oficina aportó $50,000. Las dependencias que tienen objetos de Puerto Rico -los museos de ‘African American History’, ‘Native American History’, ‘American History’ y el ‘Latino Center’- aportaron $15,000 cada una”. “Es la ventaja de la interconexión”, dice Myriam. “La gente se conoce y se preocupa por los demás porque entiende la importancia del trabajo”.

Junto con Lori Foley, de FEMA, el Smithsonian ofreció un taller en Islas Vírgenes que, con la ayuda de restauradores del Museo de Arte de Ponce, preparó a las instituciones culturales de esas islas para enfrentar otra emergencia. “Ninguna institución está sola”, dice Lori. “en todo este proceso nunca se pidió ayuda para una institución individual; se pidió para todas. El Museo de Arte de Puerto Rico se convirtió en un inmenso depósito para las obras de otros museos”.

La importancia de los museos

“Los museos”, explica Kurin, “son centrales para una sociedad. El arte representa a un pueblo: su historia, su memoria, sus sentimientos. Fortalece a la gente. Los museos son el ADN de la creatividad futura; inspiran a los jóvenes para crear algo significativo. Y fomentan el desarrollo económico: crean empleos, industrias culturales, comidas, modas. Preservar la cultura -y no solo sus fragmentos – impulsa la sociedad hacia el futuro. No se trata de recuerdos; allí está el futuro”.

Cuando Kurin les ha preguntado a los astronautas por qué escogieron su carrera, nueve de cada diez responden que vieron la cápsula espacial del Apolo II y tocaron el fragmento de roca lunar en el “National Air and Space Museum” de Washington. Eso los motivó.

En el mundo hay entre 50,000 y 60,000 museos. “Son el vehículo de expresión de una comunidad que dice: ‘esto es lo que somos, lo que hemos inventado y creado; así hemos vivido, así ha sido nuestra gente’. Los museos pueden sanar una sociedad y mantenerla culturalmente vibrante”.

Por eso el Smithsonian pone tanto empeño en ayudar a su supervivencia. Es la institución que tiene la mayor colección de objetos del mundo albergada en 19 museos, un Zoológico Nacional y 14 centros educativos y de investigación. Su misión es aumentar y difundir el conocimiento. Un impulso constante hacia la inclusividad propició la creación del National Museum of African American History and Culture, inaugurado en el 2016. El proceso fue difícil; hubo que esperar cien años porque se estableciera. La larga saga fue parte de una “batalla por la inclusión” que se ha extendido a los latinos, aunque aún no tenemos un museo que nos represente. “Organizar un museo tarda de 15 a 20 años”, dice. “Mientras tanto, establecí una Iniciativa Curatorial Latina con unos 12 curadores de todo el Smithsonian que conocen la cultura latina”.

Puerto Rico tiene una presencia en el Smithsonian; allí se encuentran los objetos de la colección de Teodoro Vidal, que incluye arte y artefactos culturales y folklóricos. La institución también alberga piezas arqueológicas de los taínos, muchas obtenidas por los arqueólogos estadounidenses de principios del siglo XX. Ha reconocido, además, la labor cultural de puertorriqueños como Ricardo Alegría, quien recibió en 1996 la James Smithson Bicentennial Medal.

Quién fue James Smithson

Fue este un millonario inglés que al morir en 1829 legó a Estados Unidos su fortuna. Pensaba que era un país joven y culturalmente vibrante, cuyos hombres de estado -Benjamin Franklin, Thomas Jefferson- apreciaban las ciencias y el arte. Hubo oposición inicial al legado. Los Estados Unidos nunca han tenido un Departamento de Cultura: ese renglón se relega a los esfuerzos privados. El Smithsonian fue la primera institución cultural en recibir un endoso monetario importante del gobierno federal (hoy son $900,000,000; los restantes $600,000,000 provienen de otras fuentes). La organización tiene 6,500 empleados, 850 edificios y 220 museos afiliados.

Su influencia se extiende de muchas maneras, incluyendo la ayuda que da a las instituciones afiliadas. Esa ayuda se recibe -y se da- con alegría. Los funcionarios que visitaron Puerto Rico hablan con admiración de la pasión que por su trabajo tienen los administradores de museos puertorriqueños. “Hemos establecido relaciones de confianza con Puerto Rico”, dicen. “Hay que tener mucha confianza en una institución para confiarle las colecciones más preciadas del país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s